Comunidad de Puerto Escondido recibe con alegría a su nuevo pastor.

Este sábado 20 de enero, la Parroquia Divina Misericordia, perteneciente al Arciprestazgo Nuestra Señora de Altagracia, dio la bienvenida al Pbro. Carlos Alberto Bracho Rodríguez, quien fue nombrado Administrador Parroquial de dicha comunidad por Monseñor Ángel Francisco Caraballo.

El acto de entrega fue realizado durante la Eucaristía presidida por el Vicario General de la Diócesis de Cabimas, Pbro. Jorge Pérez Tobila, en compañía del Arcipreste y Notario de la Curia Diocesana, Pbro. Robert Nava, quien estuvo encargado de leer el nombramiento en el que Monseñor Ángel Francisco indica la necesidad de la vacante que surge luego de ser trasladado a otra parroquia el Pbro. Irwing Salazar quien también se encontraba concelebrando esta Santa Eucaristía, al igual que el Pbro. Humberto Salas, Vicario Parroquial de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima (El Mene).

La celebración estuvo acompañada también por representantes de las autoridades gubernamentales del Municipio Santa Rita, así como líderes de las fuerzas vivas, grupos apostólicos de la parroquia y miembros activos de esta comunidad eclesiástica.

Finalizada la eucaristía, el Alcalde del Municipio Santa Rita, Ing. Alenis Guerrero hizo entrega de la Orden Orgullo de Santa Rita al sacerdote saliente, Pbro. Irwing Salazar por su gestión al frente de la Parroquia Divina Misericordia por casi ocho años. De igual manera le fueron otorgados algunos obsequios y reconocimientos por parte del cuerpo de concejales de esta localidad.

En su mensaje a la feligresía de Puerto Escondido, el nuevo Administrador Parroquial invitó a trabajar juntos como una sola Iglesia y enfrentar los desafíos de llevar la buena nueva a todas partes, para lo cual la escucha, el acompañamiento y la disponibilidad son fundamentales como elementos para propagar la Misericordia de Dios entre su pueblo, recordando además la necesidad de tener presente el ejemplo de vida de la Virgen María, San José y San Benito; grandes custodios de la fe en Puerto Escondido.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *